La excursión a la granja fue muy divertida.
Nos lo pasamos muy bien y el día salió muy bonito.
Cuando llegamos desayunamos y después comenzamos la visita para ver los animalitos. Vimos cabras y ovejas, las pudimos tocar y les dimos de comer pan duro. Le dimos el biberón a un ternero recién nacido y lo pudimos tocar: era muy suave.
También hemos podido tocar los cerditos que gritaban cuando los cogías. Y los patos que eran muy divertidos. Incluso vimos un polluelo salir del huevo.
A los conejitos les dimos de comer lechuga, y el Romario, que era un pony, nos dio una vuelta a todos.
También hemos podido recoger hierba para dar a las vacas y hemos podido ordeñar una. ¡¡Salía la leche calentita!!
Después de comer hemos podido jugar en el arenero y por último fuimos todos a dar una vuelta con el remolque de un tractor.
A la vuelta todos dormidos después de un día tan intenso y emocionante.

Queremos dar las gracias a todos y todas por dejarnos disfrutar este día tan especial con sus hijos/as y en especial a las “Mamis”, Andrea y Anna, que nos acompañaron.

¡¡¡¡Muchas gracias a todos!!!!